Nedstat Basic - Free web site statistics .

UNP No.59
Título : Mujeres rurales y normatividad estatal 1
Autor : Magdalena León y Jimena Holguín**
Sección: Sociedad
Fecha : Junio 20 de 2004

La actividad rural comprende desde las actividades tradicionales, como las labores agropecuarias, forestales, pesqueras y mineras, hasta las no tradicionales, como el desarrollo de agroindustrias y microempresas.
Fotografía Guillermo Flórez.

Mujeres rurales y normatividad estatal 1

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las mujeres campesinas, dándole prioridad a las de bajos recursos, se creó el Fondo de Fomento para las Mujeres Rurales (Fommur), como un primer paso para garantizar la equidad entre el hombre y la mujer en el campo.

Magdalena León*
Jimena Holguín**

La normatividad colombiana posterior a la Constitución de 1991 se caracteriza, frente a otros países de la región, por dar un tratamiento especial a los diversos sectores de la sociedad que han sido discriminados y marginados históricamente. Este tratamiento se ha dado en la protección de derechos de las poblaciones y en la búsqueda de la igualdad formal y real, lo que se constituye en un gran avance, sobre todo en la medida en que sienta las bases para la configuración y la implementación de acciones afirmativas 2. No obstante, es evidente que el paso de la norma a la práctica no se ha logrado en la mayor parte de los casos, lo que ha llevado a que estos avances normativos se hayan quedado en el papel por diversas razones.

En aquellos casos en que se ha logrado avanzar en la aplicación de lo contenido en la ley, ha sido fundamental el papel desempeñado por la sociedad civil, que ha actuado como catalizadora no solo en la implementación de la norma sino en los procesos de formulación y aprobación de la misma. Es el caso de la Ley 731 (Ley de la Mujer Rural), aprobada en el año 2002 con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las mujeres rurales de bajos recursos a través de medidas especiales tendientes al logro de la equidad entre el hombre y la mujer de este sector.

Las medidas especiales creadas para las mujeres rurales en la Ley 731 de 2002 están enfocadas en su participación en los fondos de financiamiento que el Estado destina para el sector rural y, de igual manera, en los temas de seguridad social, capacitación y participación en los órganos de decisión como concejos municipales y asambleas departamentales 3, trato preferencial a las mujeres rurales cabeza de familia en los procesos de titulación de predios de reforma agraria y en la asignación de subsidios para vivienda.

Un año después de la promulgación de la ley, se concretó la reglamentación de la medida referente a la participación de las mujeres rurales en los fondos de financiamiento a través de la creación del Fondo de Fomento para las Mujeres Rurales (Fommur), reglamentado por la Resolución 00127 del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural en junio de 2003 4. El objetivo principal del Fommur es apoyar los planes, programas y proyectos de actividades rurales, que permitan la incorporación y consolidación de las mujeres rurales y sus organizaciones dentro de la política económica y social del país.

Dados los objetivos de la ley y de Fommur, este fondo está diseñado exclusivamente para las mujeres de bajos recursos económicos que habiten en las cabeceras municipales cuya población no exceda los 5.000 habitantes. Los recursos de Fommur están destinados a la capacitación en la formulación y gestión de proyectos, el acceso al financiamiento, creación de formas asociativas y actividades de desarrollo humano, participación ciudadana, planeación del desarrollo, liderazgo y equidad de género.

Si bien en la actualidad no se puede hacer un balance de la implementación de la ley y de Fommur, por ser medidas relativamente recientes, se debe resaltar el papel que desempeñó la sociedad civil en el proceso de formulación y aprobación tanto de la ley como de su reglamentación. En este caso concreto, la iniciativa de crear una ley para las mujeres rurales estuvo encabezada por organizaciones de este sector de la población, que con la ayuda del Instituto interamericano de Cooperación para la Agricultura (Iica) y el Ministerio de Agricultura lograron la aprobación de la Ley.

Uno de los argumentos principales utilizados por las organizaciones de mujeres para justificar la necesidad de una ley para la mujer rural fue que si bien algunas de las convenciones internacionales firmadas por Colombia favorecían a las mujeres campesinas, indígenas y afrodescendientes, no había una política de Estado que reflejara clara y fuertemente las disposiciones de estas convenciones 5.

La creación del Fommur fue uno de los puntos más debatidos dentro de la configuración de la ley. No obstante, las organizaciones de mujeres defendieron su creación, argumentando que para un cumplimiento a cabalidad de la ley, y como garantía de su implementación, era necesaria la creación del Fondo con presupuesto propio que permitiera el desarrollo de proyectos y programas para las mujeres del sector rural.

De esta manera, en el proceso de configuración y aprobación de la Ley de la Mujer Rural fue fundamental el papel de las organizaciones de mujeres. En adelante se encuentra el reto de lograr la implementación de la totalidad de las medidas consignadas en la ley y velar por el adecuado funcionamiento de Fommur , pues a pesar se ser el mayor logro que ha dado hasta el momento la Ley, afronta dificultades presupuestales relacionadas con el recorte en la asignación de fondos por parte del Estado para el año 2004, lo cual ha impedido la puesta en marcha a cabalidad del Fondo.

* Socióloga, Profesora Titular Universidad Nacional de Colombia.
** Magíster en Ciencia Política de la Universidad de los Andes.

1 Este artículo se basa en "Acción afirmativa en Colombia. Normatividad, catastro de medidas en el sector público y privado y programas en la educación superior: avances y limitaciones, Bogotá, diciembre 2003· (mimeo).
2Se entiende por acciones afirmativas las medidas de carácter temporal que buscan asegurar la igualdad de oportunidades, a través de un trato preferencial, a los miembros de un grupo que ha experimentado situaciones de discriminación y/o marginalidad que pueden persistir en el futuro, y que los coloca en una situación de desventaja frente al resto de la sociedad. La búsqueda de igualdad de oportunidades a través de las acciones afirmativas tiene como objetivo no sólo lograr la igualdad en términos formales, es decir, en la normatividad, sino en la práctica .
3La Ley establece que las mujeres rurales afrocolombianas deben tener una participación no menor al 30% en los órganos de participación de los consejos comunitarios, y la creación de una Comisión Consultiva de las mujeres indígenas pertenecientes a diferentes etnias para la identificación formulación, evaluación y seguimiento de planes, programas y proyectos relacionados con el desarrollo económico, social, cultural, político y ambiental de los pueblos indígenas.
4dicionalmente al Fommur, la ley incluye otras medidas de financiamiento a través del Fondo de Financiamiento del Sector Agropecuario, Finagro y del Fondo Agropecuario de Garantías.
5Ver Myriam Gutiérrez, Ley para las mujeres rurales en Colombia , Bogotá, Iica - Universidad Nacional de Colombia, mimeo, 2003.