Nedstat Basic - Free web site statistics .

UNP No. 87
Título : El repertorio de "Misión Bolivia"
Autor : Carmen Barbosa Luna
Sección: Música
Fecha : Febrero 6 de 2006
 
El repertorio de "Misión Bolivia"

Un proyecto pedagógico musical acordado entre Colombia y Bolivia permitirá que se investigue y reestrene el único catálogo sonoro de la época de las misiones encontrado en América. La Universidad Nacional participa en la recuperación de ese patrimonio de la humanidad.

Carmen Barbosa Luna
Profesora del Conservatorio de Música de la Universidad Nacional de Colombia.

Una estrategia de acción que unifica la extensión, la educación y la investigación para el fortalecimiento de la formación musical y el crecimiento artístico-cultural de dos países de la región andina, es el convenio entre la Universidad Nacional de Colombia y la Embajada de Bolivia. En su fase "Misión Bolivia", el Conservatorio de Música de la Facultad de Artes proyecta su campo de acción hacia la música barroca de las misiones jesuíticas y hacia nuestra música del periodo colonial, ubicándolas como eje articulador entre el pasado y el presente. A la vez, este objeto de estudio es usado como vehículo para establecer un enlace pedagógico entre los estudiantes de música del Conservatorio que han elegido la pasantía como opción de grado y los jóvenes estudiantes de las escuelas pertenecientes al Sistema de Coros y Orquestas (Sicor) de Bolivia.

El convenio tuvo su inicio en 2004 con una fase piloto en la cual cuatro jóvenes bolivianos de la región de la Gran Chiquitanía vinieron a realizar estudios musicales en el Conservatorio de Música de la Universidad Nacional de Colombia. UN Periódico resaltó esa primera fase en un artículo publicado en la edición 66 del 14 de noviembre de 2004.

Comenzando la segunda fase, tres estudiantes del Conservatorio, María José Villamil, Julio César Peña y Carlos Zuluaga, estudiantes de último semestre, y Vanesa Morales, recién egresada de la misma institución, integran el equipo "Misión Bolivia", que viajará el próximo 6 de febrero a las escuelas de música de la Gran Chiquitanía con el fin de colaborar con el Sicor, cuya función es brindar apoyo en la formación musical y posterior inserción laboral de niños y jóvenes bolivianos pertenecientes a las orquestas y coros del Sistema.

Cada uno de estos jóvenes desarrollará actividades docentes enfocadas hacia la formación musical básica, tendrán a su cargo la dirección de una agrupación musical (coral u orquestal) y responderán por el montaje de un repertorio barroco de las misiones jesuíticas bolivianas (l691-1767), con el propósito de presentar públicamente estas agrupaciones durante el VI Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca de Bolivia que se llevará a cabo entre el 27 de abril y el 7 de mayo.

Cerca de once mil partituras de la época de las misiones conforman el corpus de este intercambio investigativo y educativo. Los documentos musicales fueron encontrados a finales de la década del setenta, cuando el gobierno boliviano se disponía a restaurar la belleza de los templos dejados por los jesuitas. En su mayoría, las composiciones son místicas y sus autores son sacerdotes y seguramente indígenas, según las primeras investigaciones que se han hecho del archivo original.

Además de estas actividades, enriquecedoras en sí, los jóvenes colombianos tendrán la oportunidad de ser asesorados en la interpretación de la música misional por Piotr Nawrote, un destacado musicólogo que viene trabajando sobre los archivos encontrados en las regiones de Chiquitos y Moxos, y quien es considerado una de las voces más autorizadas en este campo. Durante el próximo Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca, este maestro tendrá bajo su responsabilidad musical y artística el montaje del estreno mundial de una de las óperas encontradas en los archivos misionales jesuíticos.

Se trata de la pieza San Francisco Javier dedicada a la vida de San Ignacio de Loyola, escrita por el sacerdote y músico Domenico Zipoli. La épica de este santo pone en escena su lucha contra las tentaciones del mal. "La obra alaba sus virtudes y sus nexos con la divinidad; allí las construcciones más clásicas del barroco dan paso a fragmentos más dinámicos y alegres, propios de las culturas autóctonas del sur de América", señala el embajador de Bolivia, Herman Antelo Laughlin.

Una selección tenaz

Los estudiantes fueron seleccionados por concurso mediante un jurado coordinado por el director del Conservatorio, Mario Sarmiento Rodríguez , y el Embajador de Bolivia en Colombia, Herman Antelo Laughlin. Por otro lado, desde Bolivia el Programa Sicor enviará las filmaciones de sus estudiantes para que por concurso, realizado en el Conservatorio, se elija a los jóvenes bolivianos que tendrán la oportunidad de efectuar estudios en nuestra Institución, dando así continuidad a este aspecto del convenio. El maestro Mario Sarmiento , encuentra en este proyecto "un gran sentido pedagógico y de interacción social", por lo que ha contribuido eficazmente en su desarrollo.

Urubichá, San José, San Javier y Concepción, pueblos misionales de la Gran Chiquitanía , cuyos templos fueron inscritos en la lista de patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco, y poseedores de una rica cultura arquitectónica y musical, serán los lugares de trabajo de nuestros estudiantes. En Concepción se encuentra uno de los centros de documentación musical más valiosos de las Misiones Jesuíticas y en San Javier, un taller de construcción de instrumentos musicales barrocos. Estos dos centros culturales serán las sedes rotatorias de encuentros quincenales de estudio y reflexión académica del equipo "Misión Bolivia".

Vanesa, María José, Carlos y Julio esperan poner en práctica un modelo pedagógico que integre la investigación y la acción pedagógica participativa, y en el que el diálogo reflexivo enriquezca su cotidiano quehacer musical.

Sus actividades pedagógicas se iniciarán luego de un cuidadoso proceso de observación que les permita acercarse al medio. Se estarán analizando cuidadosamente tanto los procesos como los resultados y la reflexión académica se realizará a través de un sistema organizado de monitoreo continuo que se entronca con las líneas de profundización en investigación pedagógica y de dirección de conjuntos del Conservatorio. Se crea así una correspondencia, en donde las aulas de música de la Gran Chiquita nía, que coordinan nuestros estudiantes, se integrarán en un diálogo permanente con nuestras aulas de las líneas en mención. El desarrollo académico de este proyecto se encuentra bajo la dirección de la Maestra Carmen Barbosa Luna, coordinadora del posgrado de Musicoterapia de la Facultad de Artes.

En vísperas de emprender el viaje a Bolivia, el grupo de estudiantes colombianos respondieron así a la pregunta: ¿Qué les representa esta experiencia?:

* Un reto pedagógico de interacción social que nos lleva al papel simultáneo de la teoría y la práctica.

* Una gran responsabilidad se pone en juego: representar nuestro Conservatorio y proyectar internacionalmente la presencia de la Universidad Nacional.

* Vivir otra cultura a través de la práctica musical. Compartir, dar, recibir. sentir cómo la música nos une.

* Una experiencia que en el Conservatorio no podemos vivir y es juntar en un instante más de cien años de historia musical de América del Sur. Miles de partituras originales escritas por nuestros músicos indios, esperando en los Archivos de Moxos y Chiquitos. Esperando que por primera vez suenen. Y que quizás nosotros tendremos el privilegio de contribuir a ello.