FOTO

Un ejemplo de cómo los jóvenes emprendedores tienen acceso al Parque Soft, y al aire libre pueden darles vuelo a sus ideas. El proyecto ha logrado que 1.600 jóvenes se sumen al reto de hacer empresa.

Fotos: Jorge Enrique Puerto

 

 

 

Parque Soft, para apostarle al
negocio de la tecnología

En un principio, la idea de un parque tecnológico del software en Colombia parecía una quimera o un proyecto propio del primer mundo. Hoy es una realidad palpable que ha puesto a 1.600 jóvenes en la ruta de hacer empresa. ¿Qué es Parque Soft y hacia dónde apunta?

Luz Adriana Pico Maffiold,
Unimedios

Tener un negocio propio no solo es la aspiración de cientos de estudiantes que cada año se gradúan de las universidades, también es un deseo permanente de un amplio sector de la sociedad que busca apostarle a la independencia económica. Para ello, muchos se arriesgan con ideas y proyectos que produzcan ganancias económicas, pero pocos se atreven a apostarle al negocio de la tecnología.
Sin embargo, un puñado de emprendedores, de la mano de Orlando Rincón Bonilla, un ingeniero de sistemas, se arriesgó a crear en 1999 la Asociación Parque Tecnológico del Software, Parque Soft.
¿Un parque tecnológico del software en Colombia? Sonaba demasiado avanzado o etéreo para un país como el nuestro, que tiene graduados únicamente a 4.002 doctores. Pero la realidad tumbó este prejuicio.

A solo 40 minutos del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, de Cali, una gran valla dibujada con una manga poma, mango biche, para quienes no son vallecaucanos, da la bienvenida a un complejo con más apariencia de oficinas que de un parque. Sin embargo, después de cruzar la puerta principal, es indudable que se está en frente de un megaproyecto, en el que el único requisito para estar allí es tener un espíritu emprendedor y las ganas de hacer empresa.
Es un espacio parecido a una bodega, dividida por decenas de cubículos que albergan especialmente a jóvenes con deseos de apostarle a una idea creativa e innovadora en el mercado tecnológico, pero con la plena conciencia del tiempo y el esfuerzo que implica para consolidarse. Por eso la concentración y el empeño se respiran por sus pasillos.

Las instalaciones de Parque Soft cuentan también con un data center que garantiza conectividad las 24 horas de los 365 días al año, un centro de negocios, cafeterías, teatro, canchas y hasta una guardería.
Sin embargo, esos espacios de tan solo tres o cuatro metros cuadrados, dotados con una mesa, una silla y conexión a internet, las herramientas otorgadas por Parque Soft, han sido suficientes para que 1.600 jóvenes en todo el país asumieran el reto de hacer empresa.
Uno de los tantos ejemplos de ello es William Chami, un ingeniero de Sistemas de 29 años, que desde hace seis años ingresó a Parque Soft como parte del equipo de trabajo de la empresa Enigma, dedicada a desarrollar soluciones para dispositivos móviles. Sin embargo, después de múltiples pruebas y experiencias, Chami decidió independizarse y creó Minds it. A través de su empresa, desde el 2004, vende a colegios del estado de Nueva York y la Florida un software en el que los profesores pueden ingresar, a través de sus celulares, desde las calificaciones hasta el comportamiento de los estudiantes.

“Por ejemplo, cuando un estudiante no asiste a clases, el profesor lo reporta desde su celular y el sistema inmediatamente les notifica a las directivas de la institución y al padre de familia, para que esté al tanto de la situación y envíe una justificación”, sostiene Chami, orgulloso de su invento, que ha logrado ser comercializado a través de contactos establecidos por internet.
Un negocio que tal vez no hubiera sido posible sin el respaldo legal y operativo de Parque Soft.

Pero no solo los expertos en números, ingenieros o estudiantes de carreras afines tienen cabida en Parque Sofá, también hay espacio para diseñadores, publicistas y comunicadores. Lo importante son las ganas y el ingenio para desarrollar ideas novedosas.
Prueba de ello es Carlos Andrés Cajigas, un diseñador industrial, y sus tres socios, que conforman Toonka Films, una empresa dedicada al desarrollo de proyectos de animación para adultos. Varios de sus proyectos han participado en festivales internacionales. Estos trabajos le han permitido a Toonka Films hacer contactos con compañías nacionales y extranjeras.
“Decidimos hacer comerciales y publicidad. El año pasado nos contactó Plaza Sésamo para desarrollarles las animaciones que van entre las imágenes reales del programa. Y este es ya nuestro quinto contrato con ellos. Estamos desarrollando cortos de animación orientados hacia la buena alimentación y cuidados del corazón”, cuenta Cajigas.

Cajigas considera que su ingreso a Parque Soft fue decisivo en su esfuerzo por crear empresa, ya que “ha sido una plataforma muy importante. El emprendimiento resulta como un cultivo de embriones. En estos espacios tú te equivocas, pero tienes tiempo para resolver las cosas, mientras que cuando lo haces solo, esos errores puede frenar tu trabajo”.
Con su trabajo, Cajigas espera no solo realizar importantes contratos, que deriven en rendimientos económicos, sino abrir paso a la creación de una industria de la animación en Colombia y convertirse en una plataforma del conocimiento en esa materia.
“Es positivo que existan en las universidades carreras de animación o producción audiovisual enfocadas en ese aspecto, porque la animación no solo es la gente que dibuja bonito: comprende al guionista, el fondista, el músico y el actor. Y faltan personas especializadas en todos esos temas”, afirma Cajigas.

Desde su creación en 1999, Parque Soft ha generado un crecimiento acelerado en la formación de nuevas empresas de la industria del software y, por ende, nuevos puestos de trabajo en temas afines. Actualmente hay más de 300 nuevas empresas inscritas a Parque Soft.
“No estamos construyendo Parque Soft para trabajar en lo que trabaja todo el mundo. Lo estamos haciendo para tener empresas altamente competitivas, productivas y extremadamente innovadoras”, dice Orlando Rincón Bonilla, el gestor y presidente de Parque Soft Colombia.

Sus creadores y participantes coinciden en que el éxito de este modelo está basado en la estrategia IA+D, Investigación Aplicada y Desarrollo, que busca fusionar el trabajo de las universidades con las ideas de los emprendedores, para contribuir así al desarrollo de la ciencia y la tecnología en el país.
Para Andrés Navarro, doctor en Ingeniería de Telecomunicaciones de la Universidad ICESI, “cada universidad tiene su grupo de trabajo, tiene su independencia y alrededor de las áreas de fortaleza de cada universidad lo que buscamos es generar, en compañía de Parque Soft, proyectos que beneficien empresas que están en el parque o que generen nuevas iniciativas en él”.

Para lograr ese objetivo, Parque Soft creó diferentes laboratorios, que actúan de manera articulada con la comunidad académica y científica en la creación de soluciones tecnológicas apropiadas.
“La única forma de apropiarse del conocimiento es con investigación de calidad y por eso es necesario tener ejes de investigación, por un lado, y desarrollo, por el otro. No se pueden ver dispersos, sino complementarios. El objetivo del desarrollo es la investigación de calidad”, asegura el asociado a Parque Soft César Collazos, doctor en Ingeniera de Sistemas de la Universidad del Cauca.
Actualmente Parque Soft tiene 11 innovadores laboratorios en diferentes líneas de investigación. Algunos de ellos son: Bioinformática, Crisol, Gestión del Conocimiento, Ingeniería del software, Computación Móvil, Laboratoon y Multimedia.

La familia Parque Soft se creció. Hoy tiene presencia en 15 ciudades del país y ya comenzó a expandirse fuera del país. Las ventas de sus empresas durante el último año ascendieron a los 35 millones de dólares y el objetivo no solo es hacerle frente al fenómeno de la fuga de cerebros en Colombia, sino también involucrar al país en la competitividad tecnológica, que abra las puertas a un mayor desarrollo.

Visitar

Visitar

Videoespecial

 

Publicación de la Unidad de Medios de Comunicación -Unimedios- de la Universidad Nacional de Colombia.

PBX.: (1) 316 5000 ext. 18108 - 18106 Fax: (1) 316 5232 • Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co
Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 N° 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN
PBX: 3165000
webmaster@unal.edu.co

Aviso Legal - Copyright