Cortesía de Ernesto Parra

 

La primera imagen es una copia en arcilla del bronce original del general Santander en el servicio de baños para hombres del Edificio de Derecho de la Universidad Nacional de Colombia. 1960. La segunda es la Plaza Francisco de Paula Santander de la UN. 1973.

Cortesía de Germán Téllez

 

Pinto Maldonado, el escultor
del general Santander

La obra escultórica del bogotano Luis Pinto Maldonado ligada a Francisco José de Paula Santander, a la historia de la Universidad Nacional y a los bienes muebles del campus universitario, fue objeto de análisis del profesor de Oscar Posada Correa, quien descubre la habilidad que tiene el artista para hacer alusión a la “vida interior” de sus mejores retratos.

Oscar Posada Correa,
Profesor Facultad de Artes
Universidad Nacional de Colombia

“Arte y Parque Público de la Universidad Nacional de Colombia”, es un proyecto académico que nació en el año 2006, con motivo de la celebración de los 70 años de creación del campus universitario, y que continúa desarrollando sus tres intenciones fundamentales: realizar la investigación sobre los Bienes Muebles de la Universidad, convertir el campus en un Parque-Museo y hacer reconocimiento oficial a los artistas que han egresado de la Escuela de Bellas Artes, hoy, Artes Plásticas.

Al compilar por primera vez la historia dispersa de los Bienes Muebles del campus universitario y registrarlos ordenadamente para su catalogación, publicación y conservación, se han descubierto circunstancias y aspectos olvidados y tal vez desconocidos de las obras de arte (esculturas, bustos, cabezas, medallones, vitrales y murales) y de los artistas que estuvieron vinculados tanto a su realización como a la vida universitaria. Entre otros, Francisco Antonio Cano, Bernardo Vieco, Luis Alberto Acuña, José Domingo Rodríguez, Eugenio Zerda, Gustavo Arcila Uribe, Sergio Trujillo Magnenat, Miguel Sopó, Edgar Negret, Ramírez Villamizar, Carlos Rojas, y los extranjeros Antolin Carles, Pablo Gargallo, Rodríguez del Villar, Vico Consorti, Paul Bony y Adeline Hébert–Stevens.

Al reubicar dentro de la UN por cuarta vez la estatua del “Hombre de las Leyes” y fundador de la Universidad, Francisco José de Paula Santander, en un lugar donde pueda ser apreciada como obra de arte, se estará cumpliendo con la segunda intención fundamental de este proyecto académico: transformar el campus de la Universidad en Parque-Museo de Arte.

La Universidad Nacional de Colombia, la Facultad de Artes, el Instituto Taller de Creación y el Museo de Arquitectura, tienen el placer de rendirle un homenaje al maestro Luis Pinto Maldonado, con el lanzamiento del libro y de la exposición: “Santander en la escultura de Pinto Maldonado”. En reconocimiento a su trayectoria y a su contribución al acervo cultural de la Universidad y del país, artista egresado de la Escuela de Bellas Artes de la UN, que sin temor a equivocarse se podría llamar “Escultor de Estado”, puesto que desde su Taller de Escultura ejecutó, por orden de sus gobernantes, un sinnúmero de estatuas y bustos de los personajes más importantes de la historia de Colombia, que se pueden contemplar en el espacio público de nuestro territorio nacional y fuera de él.

La vida y la obra del escultor bogotano Luis Pinto Maldonado están conectadas con la historia del país, con los próceres de la independencia y con los personajes más importantes de la política y la literatura de su tiempo y anteriores a él. Estableció una relación directa con varios presidentes de la república, que queriendo honrar la memoria de estos ilustres hombres, acudieron a su taller para que el escultor inmortalizara en el bronce, el temperamento y el carácter de sus almas.

La historia del General Francisco José de Paula Santander y Omaña está fundida en la historia de la independencia de Colombia, en la fundación civil de la república, en la creación de las universidades y colegios públicos del país y del Museo Nacional.

Esta investigación gira en torno a la historia de las estatuas fundidas en bronce de Francisco de Paula Santander, que el escultor Luis Pinto Maldonado realizó bajo el encargo de dos presidentes de la república en épocas distintas, para ser ubicadas en diferentes lugares de la Universidad y en diferentes ciudades del país y fuera de él.

De manera muy especial, se estudiaron las dos estatuas que le fueron contratadas para ser instaladas en la Universidad Nacional en Bogotá. La primera en la Plaza Francisco de Paula Santander, hoy, Plaza Ché Guevara, a la cual, según parece, se le hizo en 1960 una copia en yeso, dentro de la universidad, para luego ser fundida en Roma y ubicada en la Villa Borghese, por solicitud del embajador ante la Santa Sede, doctor Germán Arciniegas, con el beneplácito del Presidente Alberto Lleras Camargo; la segunda, en el hall principal de la Biblioteca Central de la Universidad, también llamada Francisco de Paula Santander, convirtiéndose, quizás, en las esculturas más emblemáticas, polémicas y agredidas que pueda registrar la historia de la universidad y del país, reflejo directo del conflicto y la violencia que ha caracterizado a nuestra sociedad, contrario al pensamiento del prócer, condensado en esta frase celebre: “La moderación, la tolerancia y la justicia rigen el corazón y desarman el descontento”.

La habilidad del escultor Pinto Maldonado de hacer alusión a la “vida interior” es la característica de sus mejores retratos. Esa es la señal espiritual que queda de una persona como efecto de un riguroso conocimiento de sus características somáticas, psicológicas y temperamentales, estudiadas a través del dibujo, del modelado en arcilla y del bronce fundido y patinado.

Su obra de tendencia clásica, con intenciones románticas y sentimentales del Siglo XIX en gran parte, como lo afirma su nieto, el escultor Alejandro Hernández Pinto, es la historia de la iconografía de Colombia, da testimonio de la vida y de los sucesos del país. A grandes e ilustres hombres, como Bolívar, Santander, Nariño, Obando, Mosquera, Gaitán, Eduardo Santos, Lozano y Lozano, Lleras Camargo, Valencia, Carranza, Silva, Maya, Germán Arciniegas y Virgilio Barco, por citar algunos, les imprimió sus rasgos más inconfundibles. Sentía la conveniencia de señalar tanto la forma general del semblante –redondo, alargado– como sus cualidades más destacadas y sobresalientes.

Luis Pinto Maldonado nació en Bogotá el 6 de septiembre de 1912, hizo sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes, bajo la dirección de Roberto Pizano.

Visitar

Visitar

Videoespecial

 

Publicación de la Unidad de Medios de Comunicación -Unimedios- de la Universidad Nacional de Colombia.

PBX.: (1) 316 5000 ext. 18108 - 18106 Fax: (1) 316 5232 • Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co
Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 N° 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN
PBX: 3165000
webmaster@unal.edu.co

Aviso Legal - Copyright