Reorganización en embajadas paraguayas

De las cuotas políticas a la carrera diplomática

 

Claudia Janneth Sánchez Rivera
Unimedios

El Gobierno paraguayo sustituirá a los embajadores que accedieron al cargo por cuota política para darle prioridad a las personas que han hecho carrera diplomática.

Ricardo Alarcón, abogado y experto en procesos políticos de la Universidad Nacional de Asunción, Paraguay, aseguró en el programa UN Análisis de UN Radio que “Paraguay actualmente tiene una partida de embajadores y cónsules no aptos para el cargo, los cuales fueron beneficiados por un consejo político y esto ha causado un perjuicio al país y a su política exterior”.

“Nosotros tenemos una serie de falencias heredada del sistema anterior de gobierno, que durante 60 años llevó las riendas del país. Una de ellas es la política exterior, pues se ha encontrado que hay déficit en el accionar de las embajadas, sobre todo los que fueron nombrados por cuotas políticas. Aquellas personas que servían de embajadores y de cónsules no entendían cuál era su función e iban prácticamente de turistas con un salario enorme. Estos cargos no eran aprovechados para hacer algunos comercios bilaterales o ventas de productos”, comentó Alarcón.

Además, la ley paraguaya, frente al servicio diplomático, faculta al presidente con una cuota del 50 por ciento de todos los cargos de política exterior a nombrarla bajo su simple deseo. El otro 50 por ciento pertenece a la carrera, pero la cuota del gobierno también debería estar regida a través de un conocimiento básico de idiomas para el servicio exterior.

“Por ejemplo, se ha detectado en los países europeos y en Estados Unidos que un embajador llevaba a toda su familia con todos los gastos pagos, paralelamente se les daba un sueldo muy alto como consejeros y nunca iban a la embajada, sino que iban a universidades privadas a estudiar. Esto al parecer va a tener una acción penal, pues el nuevo procurador del pueblo va a tomar los recaudos necesarios”, advirtió el analista.

El problema que ahora enfrenta el presidente Fernando Lugo es que la reorganización cuesta mucho dinero, porque según la normatividad paraguaya el Estado le debe adelantar un salario de 40 mil dólares al embajador para que se vaya al país designado fuera de sus gastos allí, y cuando se le destituye, se le deben dar otros 40 mil para regresar. Ahí está la falencia por la que no se ha hecho la reorganización, ya que no hay suficiente dinero para indemnizarlos a todos.

Visitar

Visitar

Videoespecial

 

Publicación de la Unidad de Medios de Comunicación -Unimedios- de la Universidad Nacional de Colombia.

PBX.: (1) 316 5000 ext. 18108 - 18106 Fax: (1) 316 5232 • Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co
Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 N° 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN
PBX: 3165000
webmaster@unal.edu.co

Aviso Legal - Copyright