Entra en vigor reforma energética mexicana

Lucha contra agotamiento de las reservas mexicanas

 
 

Yadira Escobar
Unimedios

Entró en vigor la reforma energética mexicana, luego de arduos debates y negociaciones dentro del senado de este país, en relación con las propuestas que hizo el mandatario mexicano, Felipe Calderón.

Algunos sectores han calificado como un sistema de promoción de inversiones y como iniciativa privatizadora a esta reforma que se hace necesaria para que México mantenga su nivel de ingresos por concepto de producción petrolera.

Sobre este tema, Rodrigo Salazar, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Flacso, en diálogo con el programa UN Análisis de UN Radio, comentó que “la reforma energética que planteó el presidente Calderón al congreso mexicano pretendía enfrentar un problema que actualmente tiene la producción de petróleo en México. La producción petrolera en México está decayendo a tasas constantes, debido al agotamiento paulatino de las reservas mexicanas probadas y a la ausencia de inversión para realizar exploraciones y encontrar nuevas reservas”.

Salazar agregó: “Lo que se pretendía era incentivar y permitir la inversión privada en actividades como exploración y tecnología. La iniciativa de Calderón incluía una serie de incentivos para las modalidades que se conocen como inversiones de riesgo, que fueron desdibujadas en la reforma que finalmente se aprobó. Sin embargo, las propuestas lideradas por López Obrador, ex candidato presidencial, pospusieron la aprobación de la reforma, pero más importante aún, modificó el contenido de la propuesta para eliminar los posibles incentivos que tenía esta legislación”.

En cuanto al texto de la reforma original propuesta por el presidente Calderón, Salazar afirmó que “la iniciativa original contemplaba un sistema de incentivos que de ninguna forma implicaban la apropiación por parte de capital privado nacional o extranjero de los recursos naturales, es decir, el Estado mantenía la propiedad sobre el petróleo”.

A pesar de las negociaciones que se dieron dentro del senado mexicano, el sector opositor que apoya a Andrés Manuel López Obrador dice que la reforma que ha entrado en vigor continúa siendo “entreguista”.

El investigador mexicano apunta que la resistencia de López Obrador se debe a su necesidad de fortalecer su imagen pública y la discusión en torno a la reforma energética fue una buena herramienta para lograr este cometido.

En el momento de la aprobación de la reforma, otro académico mexicano, el filósofo de la Universidad Autónoma de México, Unam, Jesús Rodríguez Cepeda, en conversación con UN Análisis había indicado: “Lo que se votó fue el resultado de varios meses de negociación y trabajo parlamentario que permitieron incluir las principales exigencias de la oposición de izquierda y reducir el perfil privatizador que existía en la iniciativa presidencial, dejando algunos elementos interesantes como la autonomía financiera de petróleos mexicanos o como la reforma de sus consejos de administración que estaban contenidos en esa reforma, de tal manera que se puede decir que no perdió ninguna de las partes”.

Ahora bien, México, que es el sexto productor mundial de crudo y uno de los principales proveedores de Estados Unidos, no verá los beneficios de esta reforma a corto plazo.

Aumentar la producción llevará tiempo porque en el debate legislativo quedaron en el camino puntos claves de la reforma original, como la posibilidad de que los privados puedan construir refinerías y ductos y por la cantidad de requisitos incluidos en los contratos.

La reforma contempla también más potestades para supervisar las acciones de Petróleos Mexicanos, Pemex, además de disposiciones para autorizar proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos.

Con esta política se establecen las reglas para la concesión de contratos a empresas privadas y la creación de un organismo dedicado a la política energética del país.

Visitar

Visitar

Videoespecial

 

Publicación de la Unidad de Medios de Comunicación -Unimedios- de la Universidad Nacional de Colombia.

PBX.: (1) 316 5000 ext. 18108 - 18106 Fax: (1) 316 5232 • Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co
Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 N° 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN
PBX: 3165000
webmaster@unal.edu.co

Aviso Legal - Copyright