Informe anual de Confederación Sindical Internacional

Derechos sindicales en Colombia no se respetan

 

Catalina Martelo Martelo

Unimedios

En su informe anual sobre violaciones de los derechos sindicales en el mundo en el 2007, la Confederación Sindical Internacional señala que América Latina es el continente más peligroso para el ejercicio de acciones sindicales, y destaca que Colombia es el país que registra más muertes de sindicalistas.

Frank Willems, miembro del Departamento de Derechos Humanos y Sindicales de la Internacional Trade Union Confederation y portavoz del informe presentado por esta organización, en entrevista con el programa UN Análisis de UN Radio, ratifica que Colombia es el país latinoamericano que desde aproximadamente 15 años consecutivos se ubica como “el más mortífero para los sindicalistas”.

Siguiendo el listado de los países donde la labor sindical es más riesgosa, se ubica en segundo lugar Guinea, en África, y en el contexto latinoamericano, Willems manifiesta la preocuparte situación de violencia contra sindicatos que se registra en Guatemala.

Sobre el caso colombiano, el portavoz de la Trade Union Confederation comenta que los homicidios cometidos contra sindicalistas, las detenciones, los atentados, los allanamientos y amenazas cada vez son más graves y argumenta que hay una serie de problemas en el marco legislativo en el país.

“La Ley de Justicia y Paz contiene algunos elementos que no están conformes a las normas internacionales de trabajo, y también la Resolución 1651, que dictó el Gobierno en el 2007, tampoco está conforme con dichas normas. Además, se puede añadir que el derecho a la huelga sigue limitado en Colombia”

Willems dice que pese a que la problemática de los sindicalistas en Colombia, es un asunto que se manifiesta desde hace algunos años. Estadísticamente hubo menos asesinatos en el 2007 que el año anterior, pero en realidad esto sirve como cortina de humo “para el discurso del presidente Uribe y su ministro Santos, para demostrar que la situación mejora”.

Sin embargo, aclara que a pesar de mejoras hay ciertos indicadores de violencia y una crisis de derechos humanos en el contexto del conflicto interno.

“En ese conflicto las fuerzas armadas y sus aliados paramilitares persiguen una estrategia de contrainsurgencia que tiene como objetivo la supresión de cualquier apoyo ficticio o verdadero de la población civil a la guerrilla, y el terror y la impunidad forman parte integral de esta estrategia. Las desapariciones forzadas, la tortura, la violencia contra mujeres, las amenazas de muerte y los asesinatos de civiles se conciben para cortar cualquier lazo entre la población y la guerrilla. Es en este contexto que los sindicalistas son tachados repetidamente de subversivos. El propio presidente Uribe hizo declaraciones públicas en las que acusó al movimiento sindical colombiano de apoyar a las Farc y, en consecuencia, sus derechos son violados coincidiendo, a menudo, con periodos de disturbios laborales o de negociaciones sobre condiciones de trabajo”, concluyó.

Visitar

Visitar

Videoespecial

 

Publicación de la Unidad de Medios de Comunicación -Unimedios- de la Universidad Nacional de Colombia.

PBX.: (1) 316 5000 ext. 18108 - 18106 Fax: (1) 316 5232 • Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co
Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 N° 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN
PBX: 3165000
webmaster@unal.edu.co

Aviso Legal - Copyright