Nedstat Basic - Free web site statistics .

UNP No.63
Título : Laureles para cosméticos
Autor : César Moreno
Sección: Ciencia
Fecha : Septiembre 12 de 2004

Laureles para cosméticos

El laurel, apetecido como condimento, ahora tiene una demanda cosmética. Las propiedades emolientes e impermeables de su cera, la convirtieron en materia prima para la futura fabricación de labiales y pestañinas, en un trabajo reconocido internacionalmente, que coincide con la conmemoración de los 75 años del Departamento de Farmacia, que se celebran del 23 al 27 de septiembre.

César Moreno*

En octubre, el hallazgo de la cera de laurel como materia prima para producir cosméticos, recibirá el premio Maison G. Navarré en Estados Unidos.

"Creo que es muy importante salirse de los esquemas, de los paradigmas y decidirse a innovar apoyándose en las oportunidades que nos ofrece la biodiversidad de nuestro país y promoviendo el desarrollo sostenible de las comunidades campesinas", afirma John Jiménez, químico farmacéutico de la Universidad Nacional de Colombia, quien junto con su colega Lilián García y el profesor Jairo Calle, del Departamento de Farmacia, han abierto una línea de investigación y desarrollo de nuevas materias primas naturales para cosméticos.

El estudio, iniciado en 2002, se enfocó en la cera de laurel, tomando como referencia los estudios apoyados por el Convenio Andrés Bello. El nombre científico de este vegetal es Myrica pubescens, cuya cera se destaca por su consistencia, protección contra la pérdida de agua y carácter emoliente, características útiles en la producción industrial de labiales, lociones y pestañinas resistentes al agua e impermeables. Esta cera también podría emplearse en la fabricación de protectores solares, delineadores, maquillaje cremoso y otros en los que son valiosas sus diversas propiedades fisicoquímicas.

Por los resultados del trabajo, estos profesionales han sido galardonados con el Premio "Maison G. de Navarré", otorgado por la Federación Internacional de Sociedades de Químicos Cosméticos al mejor trabajo científico realizado por investigadores jóvenes en el ámbito cosmético mundial, que recibirán en octubre próximo en Orlando, Estados Unidos, en el marco del Congreso de este gremio.

Los méritos

Son varias las características por las que se destaca esta investigación. La cera de laurel, cuyos principales componentes son los ácidos mirístico y palmítico, se obtiene mediante procesos libres de contaminación química en los campos sembrados de este arbusto que crece hasta cinco metros en climas templados y fríos de algunos países de la región andina. Sus frutos están formados por un material ceroso extraído artesanalmente con agua caliente y prensado, de color verde amarillento, olor a parafina y de textura suave, empleado en la actualidad en la elaboración de velas, jabones y cera para pisos.

El estudio, y el futuro crecimiento industrial de la producción de esta materia prima, beneficia a una comunidad campesina ubicada en el Departamento de Nariño, con criterios de desarrollo sostenible.

Los métodos para la evaluación de la seguridad ante el uso de este material en productos cosméticos se realizan mediante técnicas que no emplean animales de laboratorio, con lo cual se cumplen criterios de vanguardia a nivel mundial, como en la Unión Europea, donde está prohibida la producción de cosméticos cuyas evaluaciones biológicas involucren pruebas que causen sufrimiento o muerte de animales.

Desde el año 2009, la Unión Europea dejará de importar cosméticos y materias primas probadas mediante estas técnicas. Dado el reconocimiento internacional, este grupo de investigadores trabaja en compañía de una firma inglesa en la promoción de métodos alternativos para evitar la experimentación con animales en Colombia.

De otro lado, el trabajo está respaldado por estudios sensoriales que demuestran una mejora significativa en propiedades como el deslizamiento y la uniformidad, frente a la cera de abejas, materia prima tradicional en la industria cosmética. Además, la cera de laurel funde a 39,9 °C, temperatura cercana a la de la piel y menor en varias decenas de grados centígrados al punto de fusión de otras ceras utilizadas en la producción de cosméticos, lo cual constituye una ventaja notoria sobre otras materias primas.

Perspectivas productivas

El acumulado de conocimientos logrado con estos estudios ha tomado cuerpo en la empresa Línea Vegetal Mukuna , que ya goza de prestigio, gracias en gran medida al premio internacional ya mencionado, por lo que son múltiples las expresiones de interés científico y económico que llegan a los correos electrónicos de este grupo de investigadores desde diversos países de América y Europa, sobre la cera de laurel, que ya ha sido aprobada por la autoridad técnica internacional en el ámbito cosmético, como materia prima segura.

Entre tanto, se avanza en investigaciones sobre otras materias primas naturales innovadoras para cosméticos, entre las cuales se encuentran nuevas ceras, aceites, emulsificantes, antioxidantes, filtros ultravioletas y principios activos de aplicación en cosmética.

Historia de una idea

Lilián García realizó su trabajo de grado en 1999 bajo la codirección del profesor Jairo Calle, quien se convirtió en su amigo, y tres años después en su aliado, en el difícil camino de la investigación independiente, que exige la inversión de recursos económicos propios y como comenta Jiménez "sacrificar los fines de semana, las noches...".

Sus agradecimientos también son para las profesoras Patricia Restrepo y Constanza López y al grupo de Análisis Sensorial del Departamento de Química, así como a la Ingeniera Química, Beatriz Bernal, "por su inmensa colaboración en el desarrollo de este trabajo ".

Mediante la contratación de sucesivos ensayos microbiológicos, analíticos, fitoquímicos y sensoriales en los departamentos de Farmacia y Química de la Facultad de Ciencias, se consolidaron las evidencias que sustentan las amplias ventajas de la cera de laurel en la producción de cosméticos, en un contexto económico mundial en el que los llamados mercados verdes presentan un crecimiento en especial en Europa, dada la creciente aceptación de los productos naturales por parte de los consumidores, sensibles a la producción no contaminante y que redunde en el bienestar de comunidades rurales.

Este reconocimiento al talento científico nacional se da en el tiempo en que Colombia es el epicentro latinoamericano en las ciencias farmacéuticas, dada la programación académica que el Departamento de Farmacia ha establecido para 23, 24 y 27 de septiembre, como agenda conmemorativa de los 75 años de la puesta en marcha de la Carrera de Farmacia en el alma máter.

Así mismo, del 29 de octubre al 1 de noviembre se llevará a cabo el IX Congreso de la Federación Farmacéutica Sudamericana en Bogotá, con la organización de esta Federación, la Asociación Colombiana de Químicos Farmacéuticos Hospitalarios y el Colegio Nacional de Químicos Farmacéuticos, cuya Regional Cundinamarca hizo un reconocimiento público en agosto al profesor Calle y a sus dos jóvenes discípulos por el galardón obtenido. En dicho evento, el maestro Calle, conmovido, dijo: "este es un momento que recordaré, porque es un reconocimiento al ejercicio de la profesión farmacéutica, que siempre llevo con orgullo. Y estos logros son muy importantes, sobre todo para estos jóvenes investigadores que son presente y futuro", refiriéndose a quienes fueron sus estudiantes y hoy se han convertido en sus socios y colegas.

* Químico Farmacéutico y coordinador del Programa de Comunicación, Facultad de Ciencias.