Nedstat Basic - Free web site statistics .

UNP No. 84
Título : La agricultura bajo el efecto desarrollista
Autor : Mario Arango Marín y Alberto Castrillón Aldana
Sección: Agro
Fecha : Noviembre 27 de 2005

En consecuencia con el discurso desarrollista impulsado por los Estados Unidos en la segunda posguerra, la visión sobre el agro colombiano se fragmentó en aras de un cuestionable modelo de seguridad alimentaria.

La agricultura bajo el efecto desarrollista

La influencia del discurso del desarrollo y las misiones estadounidenses en la formación agronómica, dejaron una agronomía fragmentada y especializada. Una revisión histórica permite, hoy, leer la crisis del campo colombiano.

Mario Arango Marín*
Alberto Castrillón Aldana**
Profesores asociados de la Universidad Nacional Sede Medellín.
*Ingeniero Agrónomo, magíster en Historia, miembro del Grupo Investigación Colciencias "Historia y Filosofía de las ciencias y las técnicas".
** Historiador, Ph.D. en Historia, Director del Grupo Investigación Colciencias "Historia y Filosofía de las ciencias y las técnicas".

Para hacer visible la influencia de las misiones estadounidenses en la formación agronómica, particularmente al promediar el siglo XX, es pertinente englobarla en el contexto del discurso del desarrollo que hubiera de desplegarse tras la posguerra.

Escudriñar las estrategias de poder y los factores políticos y culturales que le dieran forma y funcionalidad a ese desdoblamiento discursivo, a partir de la tesis de maestría1 "Influencia del discurso del desarrollo y las misiones estadounidenses en la formación agronómica" permitió caracterizar históricamente ese resultado, más que académico, examinando las entidades interventoras -las misiones Rockefeller, Nebraska, Michigan, Kellogg en este caso- sobre la Facultad Nacional de Agronomía, designada, por convenio con el Ministerio de Agricultura colombiano, para realizar un plan piloto en el país y, por medio de éste, controlar la política agraria en general y su enseñanza en particular.

La comprensión del propósito enunciado supuso el planteamiento de varios problemas respecto de la agronomía: abordar el tema desde su constitución como saber diferenciable; descifrar sus condiciones de posibilidad, emergencia y existencia, y ligarlas de modo inmanente a una agricultura cuyos procesos culturales ya no jalonan la humanidad como lo hicieran desde su invención en el Neolítico; articular su historia, la de sus resultados prácticos, con un método científico y su pretensión de racionalidad universal; enlazar sus nomos a la base ética de lo útil y a alojar la prueba de la verdad en el provecho tangible; vincular su quehacer, la propiedad sobre la tierra y el utillaje agrario con las necesidades sociales referidas a este conocimiento específico.

Los referentes nacionales de la agricultura latinoamericana (precolombina y colonial) en contraposición con la europea, y después con la estadounidense, y las consecuencias agrarias del triunfo norteño en la Guerra de Secesión y el fenómeno contrario que ocurrió al sur del río Bravo, dan cuenta, entrambos, de los disímiles substratos rurales que se forjaron, de los peculiares regímenes sobre tenencia de la tierra y las respectivas necesidades por la técnica, de los tipos de agricultura y modelos de formación agronómica adoptados en América.

Además, los inicios del periodo republicano hasta la Gran Depresión en Colombia y los hilos hilvanados entre la Expedición Botánica, la Misión Zea y la Comisión Corográfica, facilitan el rastreo sobre el debate acerca del tipo de agricultura más conveniente y de qué modo surgieron los saberes agropecuarios en el país. Así, la tesis inquiere sobre la necesidad social por tales conocimientos y por sus instituciones de formación y apoyo, mientras documenta el ámbito que rodeó la fundación de la Escuela de Agricultura Tropical y Veterinaria.

Sucesivas misiones norteamericanas -justificadas por la paranoia anticomunista- influyeron decididamente en el diseño de las políticas gubernamentales del país.

A la luz del contexto general en el que se desenvolvió la agricultura colombiana durante el periodo 1930-1950 y la inserción de la Escuela en la Universidad Nacional de Colombia, transformada luego en Facultad Nacional de Agronomía, se comprende, entonces, el porqué de las características de sus planes de estudio en 1916, 1926 y 1945, así como la influencia de la Misión Chardon en el segundo de los años. Como consecuencia surgen nuevas instituciones agronómicas de nivel superior y la designación de la Facultad Nacional de Agronomía como centro de formación agrario para desarrollar el convenio entre el Ministerio de Agricultura de Colombia y la Misión Rockefeller.

Para la realización del citado convenio, el entorno social y político de la segunda posguerra, específicamente en el agro colombiano, sirvió de raigambre para alojar el discurso del desarrollo y facilitar la intervención de las citadas misiones estadounidenses. De ahí su afinidad con la promoción y avance de la "Revolución verde" en la Facultad, égida bajo la cual se hacen visibles las repercusiones que ésta tuvo para la agricultura del país, sus modelos de producción, la tenencia de la tierra y los flujos migratorios campo-ciudad.

La labor documental en el Archivo Central de la Universidad Nacional de Medellín se basó en la búsqueda de las reformas a los planes de estudio, desde el inicial en 1916 hasta el establecido en 1963, y agrupados entre los de antes y después de 1950. El análisis comprensivo de tales cambios curriculares se emprendió con fundamento en la perspectiva hermenéutica; vale decir, desde el captar y deducir la dimensión implícita en la intencionalidad de los agentes reformadores.

De este modo, el ejercicio comparativo de las innovaciones curriculares, hizo palmario el objetivo misional de fragmentar y especializar las disciplinas del saber agronómico, en armonía con una agricultura de mayores costos, cada vez más dependiente de agroquímicos y de semillas mejoradas. La estrategia discursiva, tanto como su reproducción, se basó en la posibilidad de las misiones para intervenir los planes de estudio a cambio de dotación de laboratorios y posgrados predeterminados para los docentes. El proceso, iniciado en la medicina colombiana por la Fundación Rockefeller dos décadas antes, derivó no solo en la creación de otras carreras agropecuarias, sino que tal especificidad dejó su talante en los trabajos de grado y en la orientación de los artículos publicados por la Revista Facultad Nacional de Agronomía, su órgano divulgativo. Todo lo cual hizo posible articular la enseñanza a los designios discursivos del desarrollo, y que éste, de la mano de la "Revolución verde" y la "Alianza para el progreso", se desplegara con una gama de consecuencias, negativas la mayoría de veces.

Entre tales secuelas está el énfasis en el modelo agroexportador en desmedro de los mercados internos, y sin revisión crítica de lo ocurrido con los predecesores del café (quina, añil, tabaco); un tipo de agricultura intensiva en capital y no en mano de obra, dentro de la fallida política en la sustitución de importaciones; reducción de áreas de cultivos durante los seis quinquenios subsiguientes a 1950 (ajonjolí, algodón, caña, cebada, maíz, soya, tabaco y trigo); mayor acento en el heredado régimen latifundista, que deprimió la necesidad social por saberes agrarios escindidos, e hizo vanos los esfuerzos de una transferencia tecnológica especializada. La conjunción de los anteriores factores derivó en un aumento violento de los flujos migratorios campo-ciudad y creó las condiciones para los cultivos de uso ilícito.

Una valoración interpretativa acerca de las consecuencias globales de ese discurso permite concluir su determinante papel en el acontecimiento más significativo en la segunda mitad del siglo XX, cual fue el proclamado "final de la agricultura en tanto modeladora de conductas y culturas, ciencias y vida social, cuerpos y religiones"2. Y junto al milenario cultivo de la tierra, las implicaciones relativas a la "muerte del campesino"3 como puntal de la seguridad y la soberanía alimentarias. Tal es el escenario para una segunda versión de la "Revolución verde", las condiciones para insistir en la solución del hambre mundial con un modelo productivista pero ajeno al fenómeno de la distribución, las circunstancias asimétricas para discutir tratados de libre comercio con potencias que subsidian y protegen su agricultura.

1 Del primero de los autores: Facultad de Ciencias Humanas y Económicas, 2005, con distinción Meritoria.
2 SERRES, Michel, Hominiscencia, . Universidad Nacional, Facultad de Ciencias Humanas y Económicas, Medellín, 2003, p.48. 3 HOBSBAWM, Eric, Historia del siglo XX: 1914-1991, Barcelona, Crítica, Grijalbo Mondadori, 1ª. edición, 1995, p. 292.